Los famosos cuadernillos Rubio, ahora en tu iPad

iCuadernos by Rubio

Las nuevas tecnologías cada vez se acercan más a los niños, quienes terminan encontrando en los nuevos dispositivos (portátiles, móviles y tablets) una manera lógica y natural de acceder y consumir información.

Muchas empresas ya han encontrado este "filón de oro" y se están encargando de desarrollar y promover aplicaciones adaptadas a los dispositivos móviles, para que los niños puedan leer cuentos interactivos, dibujar y colorear a sus personajes favoritos, visualizar en cualquier momento las series de dibujos animados que más les gusta, etc, etc...

Una de esas empresas que está diseñando, creemos que de forma muy acertada, su salto a los dispositivos móviles con herramientas para el aprendizaje, es la conocida y tradicional "Cuadernos Rubio". Empresa valenciana que cualquiera de nosotros relacionamos inequívocamente con sus famosos cuadernillos de caligrafía, con los que aprendimos a leer, escribir, y a mejorar nuestra grafía con sus inconfundibles tipos de letra.

Según se hacen eco en Wayerless, Rubio ha inaugurado su nueva web iCuadernos by RUBIO para anunciar la disponibilidad de sus famosos cuadernillos en formato electrónico, que estarán, a partir del próximo 8 de junio, disponibles para su descarga en tablets iPAD.

Los cuadernos disponibles están diseñados para niños de entre 3 y 12 años, y en ellos, dependiendo del nivel, podrán resolver problemas, practicar operaciones o pintar y colorear dibujos (para niños en el nivel de Educación Infantil), supervisados por un gracioso búho que corregirá y guiará a los niños en la ejecución de los ejercicios.

La aplicación cuenta además con un sistema de premios, basado en la concesión de medallas que serán obtenidas cada vez que se completen correctamente los ejercicios.

El seguro éxito que tendrá esta iniciativa, en la que los padres podrán participar adquiriendo estos cuadernillos al precio de unos 0,79 Euros, nos hace pensar que en unos años, posiblemente, las aulas dejarán de utilizar el clásico material escolar como tizas, ceras, pinturas, libros, etc... para ser sustituidos por dispositivos tipo tablets, que los niños llevarán día a día debajo del brazo, en lugar de mochilas llenas de pesados libros.